Cassidy no podía soportar que Alec la mirara de aquella manera. Siempre lo hacía cuando creía que ella no le estaba mirando, pero lo que no sabía era que en la mayoría de las ocasiones un resquicio de aquella forma de mirarla permanecía oculto en el fondo de sus ojos.
Ella mataría por enterrar ese maldito brillo de autocompasión de los ojos de Alec. Jura y perjura que hay ocasiones en las que viviría más tranquila arrancándole los ojos y lanzándolos al fondo de algún estanque perdido en medio de la nada, donde nunca puedan volver a mirar a nadie de esa forma.

Odia morderse la lengua cuando se muere por decir algo. Odia también ser consciente de que mataría mil veces y moriría otras mil, si fuera posible, por evitar que esos ojos se apagaran. Qué absurda contradicción. 

Como tantas otras veces, Cassidy le daba la espalda al chico, pese a que estaba segura de que los ojos de él buscaban encontrar una forma de que los de ella le devolvieran una mirada similar.

    ¿En qué piensas? —le escuchó murmurar, tras un incómodo carraspeo en medio de aquel silencio sepulcral que casi logra sobresaltarla.
    No sé —mintió ella, vacilando durante varios segundos antes de atreverse a darse la vuelta; clavando la mirada, sin embargo, en los desgastados zapatos que cubrían sus pies diminutos.
    ¿Sabes? —continuó él, como si estuviera en medio de una reflexión en voz alta y Cassidy ni siquiera pretendiera escucharle—. A veces intento entender qué fue exactamente lo que ocurrió, cómo… cómo terminamos así.
    ¿Algún resultado favorable?
    No. 

Él miró hacia el suelo. Ella frunció los labios, y, como movida por un resorte, se incorporó para acercarse al chico con lentitud, como una niña que vuelve a casa después de haber hecho algo malo. Su mano derecha se cerró suavemente en torno al hombro de Alec, y, suspirando largamente, como si sus labios fueran incapaces de articular esas palabras, consiguió reunir la fuerza necesaria para despejar la incógnita que nublaba el juicio de su amigo.
— Te dejaste abierto el corazón. 

Etiquetas: ,