Yo no quiero. Yo no aprecio. Yo no necesito.
Es estúpido tratar de convencerte de algo así.

Necesitar es naturaleza humana. El ser humano es dependencia. Dedica su vida a algo. A alguien, con suerte. O tal vez al contrario. ¿Qué ocurre cuando dependes de algo que no depende de ti?

Cuando más lo persigues, más lejos está de tu alcance. Cuanto más tratas de cogerlo, más escurridizamente se escapa de entre tus dedos. Más huye. Más esquivaMenos necesita.

Newton dijo que una fuerza aplicada a un cuerpo produce en quien la aplica otra de la misma intensidad y distinto sentido. Esa es la clave. Distinto sentido. La dependencia crea indiferencia. Cuanto más dependes de algo, menos depende de ti. Más te repele. Más te esfuerzas tú por conseguirlo. Menos quiere que lo obtengas. ¿Y qué es mejor, ser el dependiente o la dependencia?

Etiquetas: